Cuentos patrióticos | El tiempo en las cosas. Salas de Arte Contemporáneo | Museo Amparo, Puebla
Período Siglo XX
Año 1997
Técnica Documentación fotográfica de una acción
Medidas

35.5 x 27 x 2 cm c/u

Ubicación Bóveda. Colección de Arte Contemporáneo
Investigador

Descripción

Desde los inicios de su carrera como artista, Francis Alÿs ha desarrollado una forma de trabajo que evita las conclusiones inequívocas y las obras de arte terminadas. Su práctica se asemeja más a un bucle cíclico que a una línea recta, quizá como una abstracción no premeditada de las constantes deambulaciones que ha realizado por las calles de la Ciudad de México desde su llegada al país en 1986.

En Untitled se puede ver reflejado este interés por concebir sus proyectos como parte de un proceso en constante mutación. La serie está conformada por nueve fotografías intervenidas con óleo y montadas sobre una hoja de papel en la que se pueden leer fechas, ubicaciones geográficas o textos breves escritos a mano o en máquina de escribir. Esta información permite ubicar las imágenes con el proyecto del que originalmente forman parte: Fairy Tales (1998), La Malinche (1997), Lorsque le roi pense qu’il est roi, il est fou (1998), Narcoturismo (1996), Study for Sometimes Doing Something Leads to Nothing (1997), Sometimes Making Doing Something Leads to Nothing (1997), Cantos patrióticos (1997), The Collector (1990–92) y The Leak (1994).

Estos datos funcionan como pistas de las diferentes rutas o desdoblamientos que ha tenido cada proyecto desde su concepción. Si bien las imágenes corresponden a acciones que Alÿs inició desde principios de la década de los 90 en el entonces Distrito Federal, en algunos casos los años y las ciudades que se pueden leer sobre el papel corresponden a la fecha y el lugar en el que se repitieron. Por ejemplo, Fairy Tales se desarrolló continuamente entre 1995 y 1998 en la Ciudad de México, pero la fecha mencionada en Untitled corresponde a su presentación en la ciudad de Estocolmo; por su parte, la fotografía The Collector que vemos en esta serie fue realizada entre 1990 y 1992, en lo que son las primeras versiones de un proyecto que se desarrolló hasta 2006.

Estas fotografías son fragmentos que forman parte de una composición mayor. El mismo artista ha descrito su trabajo en general como «una suerte de argumento discursivo, compuesto de episodios, metáforas o parábolas, que escenifican la experiencia del tiempo en América Latina». Un tiempo totalmente discontinuo y sin destino fijo.

Uno de los aspectos que vincula a las fotografías es que todas están relacionadas con el acto de caminar tan característico en la práctica de Alÿs. Pero no sólo sus acciones pueden ser infinitamente revisadas o reconfiguradas en diferentes momentos o países, como se puede ver en esta serie; sus pinturas y dibujos también son parte de este ejercicio performativo que continuamente es sometido a diferentes situaciones.

AC, julio de 2020.

—Referencias bibliográficas

Francis Alÿs, Relato de una negociación. México: INBAL, 2015

Russell Ferguson, Francis Alÿs: Politics of Rehearsal, Estados Unidos: Hammer Museum, 2008

Cuauhtémoc Medina (et al.), Diez cuadras alrededor del estudio, México: Antiguo Colegio de San Ildefonso, 2006.

Francis Alÿs: Walking Distance From The Studio, Alemania: Hatje Cantz Publishers, 2005

—Enlaces

http://francisalys.com

Chloe Johnston, «Wandering Through Time: Francis Alÿs’s Paseos and the Circulation of Performance» en Liminalities: A Journal of Performance Studies, Vol. 6, No. 2, octubre 2010. [en línea] http://liminalities.net/6-2/paseos.pdf

 

Cuentos patrióticos (1997)

Documentación fotográfica de una acción

Para esta acción, Francis Alÿs tomó los símbolos patrios más significativos de México para rememorar un hecho histórico que definió el curso del Movimiento Estudiantil de 1968. La Ceremonia del desagravio, conocida popularmente como la Marcha de los borregos, marcó el inicio de la represión por parte del Estado: el 28 de agosto del 68, el gobierno del entonces Distrito Federal ordenó a trabajadores de diferentes dependencias a llevar a cabo un acto para presuntamente desagraviar la bandera rojinegra que una noche antes había sido colocada en la asta bandera del Zócalo de la Ciudad de México durante un mitin estudiantil. Sin embargo, el evento tuvo un revés cuando los burócratas comenzaron a gritar «¡somos borregos, somos acarreados!».

En Cuentos patrióticos, Alÿs caminó alrededor de la asta bandera del Zócalo al compás de las campanas de la Catedral Metropolitana, seguido sucesivamente por una fila de borregos. La figura del artista guiando a su rebaño encarna la imagen del líder político que impone su ideología y exige la lealtad de sus adeptos, mientras que el ritmo de la marcha recuerda a las manecillas de un reloj que giran incesantemente, como si se tratara del curso de la historia en una repetición constante.

Si el Zócalo capitalino es un símbolo nacional por excelencia y testigo de los diferentes gritos de libertad que promete la democracia, Alÿs adopta también la bandera y la catedral, sin necesidad de mostrarlas en pantalla, para lanzar un cuestionamiento sobre las relaciones que establece un país con su propia identidad e historia. La acción fue registrada en un video en cuyo inicio se puede leer «La multiplicación de los borregos», un enunciado que parece prevenir los efectos que ocasiona la reverencia necia a los símbolos de una nación.

Desde los inicios de su carrera como artista, Francis Alÿs ha desarrollado una forma de trabajo que evita las conclusiones inequívocas y las obras de arte terminadas. Su práctica se asemeja más a un bucle cíclico que a una línea recta, quizá como una abstracción no premeditada de las constantes deambulaciones que ha realizado por las calles de la Ciudad de México desde su llegada al país en 1986.

Otras piezas de la sala