El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico
Figurilla femenina | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla femenina | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla femenina | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla femenina | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla femenina | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla femenina | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla

Figurilla femenina

Cultura Tlatilco
Región Valle de México
Período Preclásico
Año 1400 -800 a.C
Técnica

Barro modelado, alisado, pellizcado, inciso y con pastillaje

Ubicación Bóveda Prehispánico
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 645
Investigador

Esta pieza procede de Tlatilco y se incluye dentro del extenso grupo de figurillas femeninas del Preclásico asociadas a la fertilidad. El hallazgo de este tipo de objetos es relativamente común en el Altiplano Central.

El cuerpo representado es claramente femenino, este se distingue por los rasgos básicos asociados a la madurez sexual: caderas anchas y senos bien marcados. Los muslos son el elemento corporal más exagerado, estos son protuberantes, gruesos y le dan cierto aspecto de voluptuosidad a la figurilla; los senos, por otra parte, forman un contorno muy suave, sin embargo, se aprecian bien definidos e incluso es posible observar el detalle de los pezones. Es muy posible que el sexo de la mujer estuviera marcado, lamentablemente, la zona que corresponde al área púbica sufrió una fractura que impide apreciarlo correctamente.

Los brazos de la figura son desproporcionadamente cortos y un tanto minimalistas, pues estos terminan en puntas redondeadas y ligeramente aplanadas, lo que quizá es una insinuación de las manos, no obstante, no se perciben marcas que detallen los dedos. Asimismo, las piernas también terminan en puntas redondeadas y aplanadas; la extremidad izquierda sufrió una fractura que resulta evidente al observador.

El cuerpo de la mujer representada exhibe una total desnudez, las caderas son muy anchas, pero la cintura es delgada, el vientre es plano y los pechos son sutiles, estos son indicadores de que el cuerpo plasmado en barro remite a un individuo joven.

El rostro es inexpresivo, la boca está recta, la nariz es larga, los ojos son alargados y no parecen mirar en ninguna dirección específica. La cabeza, no obstante, es el segmento que más elementos nos aporta y sus rasgos individualizados contrastan con lo genérico del cuerpo y lo inerte del rostro. La mujer tiene los lóbulos perforados y porta orejeras, también lleva un tocado cuya base parece formar una especie de casco estructurado a partir de tres soportes: uno vertical que cruza justo por el medio de la frente y dos en diagonal que parten del centro hacia las sienes. Sobre esta estructura se aprecia una banda horizontal que, a su vez, forma dos largas trenzas que bajan por los costados de la cabeza, pasan por los hombros y llegan hasta los senos, casi cubriendo los pezones; este arreglo puede ser la representación del cabello entrelazado con algún material textil. El tocado de la mujer está coronado por un elemento con forma trapezoide, muy seguramente hecho de tela o de algún otro material ligero.

La pieza fue decorada con pigmentos que simulaban pintura corporal, todavía podemos apreciar restos de rojo en las orejeras y en el tocado, sobre todo en la parte posterior, y restos de ocre en varias zonas del cuerpo. Por otra parte, se observa que el rostro de la figurilla posee una superficie granulosa, esto pudo ser resultado directo de la composición del barro trabajado o de la aplicación de algún material arenoso utilizado para el acabado del objeto.

El alfarero creador de esta la figurilla empleó la técnica de incisión y pellizcado para elaborar los detalles más finos del cuerpo, mientras que las trenzas que bajan hasta el pecho fueron añadidas mediante pastillaje.

Esta pieza procede de Tlatilco y se incluye dentro del extenso grupo de figurillas femeninas del Preclásico asociadas a la fertilidad. El hallazgo de este tipo de objetos es relativamente común en el Altiplano Central.

Obras de la sala

El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico