Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Figurilla antropomorfa sedente | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Cultura Huasteca
Región Huasteca.
Período Clásico Medio
Año 500-700 d.C.
Técnica

Arcilla moldeada y modelada con aplicaciones al pastillaje

Medidas 18.5   x 8  x 13.2  cm
Ubicación Bóveda Prehispánico
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 1287
Investigador

Descripción

La representación de personajes sedentes es muy recurrente en las figurillas de la Costa del Golfo, la mayoría se encuentra en posición de piernas cruzadas y con las manos en las rodillas, sobre sus talones o con las rodillas verticales a la altura de los hombros, sin embargo, es posible encontrarlas sentadas sobre bancos u otros objetos como tronos, sillas e incluso cajas. Justo la posición de descanso es la que puede determinar si se trata de una persona común o un personaje de elite, cuando no se trata de deidades, concretamente en la posición de piernas cruzadas.

En esta región, se pueden encontrar personas sentados sobre cajas como las denominadas Xipe-Tlazoltéotl de Loma de Los Carmona, figurillas sobre tronos en la región de la cuenca baja de los ríos Jamapa y Cotaxtla o las figurillas sedentes sobre bancos del Zapotal en La Mixtequilla.

Esta pieza corresponde a una figurilla con dimensiones de 18.20 cm de alto y 8.20 cm de ancho. La técnica de elaboración es moldeada (cabeza) y modelada con acabado alisado, con color de pasta anaranjado. La pieza es sólida sin presencia de los orificios de escape de calor, en cada unión de las partes corporales se observa la manera en que se adhirieron, siendo más notorio en la zona media de la espalda.

La forma de la cabeza es plana en la parte posterior; su rostro es ovalado con el mentón redondeado; los ojos parecen estar cerrados y son semioblicuos en bajorrelieve con los párpados abultados y con la representación de los arcos superciliares; la nariz está completa con las aletas nasales hecha por incisión y no se observan las fosas nasales; la boca está abierta y es semioblicua con comisuras hacia abajo, ambos labios son gruesos, tiene la representación de la dentadura en bajorrelieve sin división de los dientes y tiene marcado el surco subnasal; no tiene marcados los surcos nasogenianos; tampoco presenta orejas, pero se colocan desde la mitad de la parte posterior de la cabeza dos grandes orejeras circulares con botón al centro y con punzonado en la parte central hechas al pastillaje.

Los adornos del tocado son de igual manera por aplicación al pastillaje; en la parte inferior frontal de la figurilla  tiene una banda rectangular que corre por toda la cabeza, por encima de ésta en la parte superior se colocan varios adornos cónicos: dos centrales orientados hacia los extremos frontales; cuatro colocados en los extremos del tocado orientados hacia atrás y con pequeñas bolitas colocadas en las puntas de los conos hechas también al pastillaje; y cuatro más colocados de forma lineal y horizontal orientadas hacia atrás en el centro del tocado, con una bolita al pastillaje en cada punta de los conos.

En el cuello tiene dos bandas tubulares al pastillaje que corren desde atrás de los hombros de la pieza. Los brazos bajan en los extremos de la figurilla con las muñecas colocadas sobre sus rodillas y las manos abiertas colocadas de lado orientadas hacia el centro. Se representan los dedos con tres incisiones verticales (sólo son visibles cuatro dedos). En ambos brazos presenta pintura con chapopote, pero es más visible en el brazo derecho donde comienza desde un poco arriba de la mitad del brazo hasta los dedos de la mano (esta extremidad se encuentra fragmentada pero unida al cuerpo).  

En la parte frontal y central del torso de la figurilla, tiene una incisión horizontal, por debajo de ésta sobresale encima de las piernas una protuberancia rectangular hecha al pastillaje y colocada hacia el frente por en medio de las piernas (en forma de paño de cadera).

La figurilla está sedente sobre un banco rectangular y con las rodillas dobladas y las piernas abiertas hacia los extremos. Los dedos de los pies están hechos por tres pequeñas incisiones verticales.

La representación de personajes sedentes es muy recurrente en las figurillas de la Costa del Golfo, la mayoría se encuentra en posición de piernas cruzadas y con las manos en las rodillas, sobre sus talones o con las rodillas verticales a la altura de los hombros, sin embargo, es posible encontrarlas sentadas sobre bancos u otros objetos como tronos, sillas e incluso cajas. Justo la posición de descanso es la que puede determinar si se trata de una persona común o un personaje de elite, cuando no se trata de deidades, concretamente en la posición de piernas cruzadas.

Otras piezas de la sala