El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico
Personaje de pie, cargando a otro con un mecapal | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Personaje de pie, cargando a otro con un mecapal | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla
Personaje de pie, cargando a otro con un mecapal | El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico | Museo Amparo, Puebla

Personaje de pie, cargando a otro con un mecapal

Cultura Queréndaro
Región Michoacán
Período Preclásico tardío, Clásico temprano
Año 100 a.C.-100 d.C.
Técnica

Barro modelado, pastillaje, incisiones, perforaciones y pintura

Ubicación Bóveda Prehispánico
No. registro 52 22 MA FA 57PJ 822
Investigador

Esta pequeña escultura llama poderosamente la atención por la escena que representa: un hombre cargando con mecapal a un personaje de igual tamaño. A primera vista, podría tomarse como una escena de la vida cotidiana: un padre cargando a su niño o niña. Sin embargo, otra interpretación es posible. La identificación del cargador no presenta problema; es claramente masculino por el taparrabo que porta y la ausencia de cualquier carácter sexual femenino. La forma general del cuerpo achaparrado y plano es una clara herencia Chupícuaro que denota la tradición Queréndaro. Un grueso mecapal recorre la frente y sostiene al segundo personaje pasando por debajo de sus glúteos.

Éste tiene elementos que permiten dudar de que se trate de un infante: su tamaño tan grande como el del cargador, las grandes orejeras en forma de flor asociadas comúnmente a personajes masculinos adultos, y el hecho mismo de estar cargado con mecapal y no en brazos como ocurre en otros casos de escenas de adultos con niños. Podría tratarse de un hombre adulto de alto rango cargado con deferencia o, quizás también, de una imagen sagrada transportada por un sacerdote o dirigente.

En este caso, esa efigie puede ubicarse en una tradición de muy larga duración de la cual existen en la colección del Museo ejemplares más antiguos, de la cultura Tlatilco del Preclásico medio (piezas 620 a y b) y que perduró hasta tiempos de la llegada de los españoles. 

El cuidado en la manufactura de los detalles realzados de tres colores nos indica probablemente la importancia que tenía para el artista la escena evocada.

Esta pequeña escultura llama poderosamente la atención por la escena que representa: un hombre cargando con mecapal a un personaje de igual tamaño. A primera vista, podría tomarse como una escena de la vida cotidiana: un padre cargando a su niño o niña. Sin embargo, otra interpretación es posible. La identificación del cargador no presenta problema; es claramente masculino por el taparrabo que porta y la ausencia de cualquier carácter sexual femenino. La forma general del cuerpo achaparrado y plano es una clara herencia Chupícuaro que denota la tradición Queréndaro. Un grueso mecapal recorre la frente y sostiene al segundo personaje pasando por debajo de sus glúteos.

Obras de la sala

Obras asociadas

Salas de El México antiguo. Salas de Arte Prehispánico