Retablo al Señor del Hospital, Virgen del Rosario, Virgen Dolorosa | Salas de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Retablo al Señor del Hospital, Virgen del Rosario, Virgen Dolorosa | Salas de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla
Retablo al Señor del Hospital, Virgen del Rosario, Virgen Dolorosa | Salas de Arte Virreinal y Siglo XIX | Museo Amparo, Puebla

Anónimo

Retablo al Señor del Hospital, Virgen del Rosario, Virgen Dolorosa

{
Región Salamanca, Guanajuato
Período Siglo XIX
Año 1895
Técnica Óleo sobre lámina
No. registro EXVO.01221
Investigador

Inscripciones y/o leyendas

Transcripción:

El dia 16 de fevrero de 1895 seayava, Ma. Onofre Ernandes gravemente enferma de parto pues no uvo mas remedio que aclamar a estas divinas y magenes y luego quedo buena y sana. A Dios las grasias por tan portentoso milagro.

Actualización de las grafías:

El día 16 de febrero de 1895 se hallaba María Onofre Hernández gravemente enferma de parto, pues no hubo más remedio que aclamar a estas divinas imágenes y luego quedó buena y sana. A Dios las gracias por tan portentoso milagro.

Transcripción:

Descripción

Al Señor del Hospital, la Virgen del Rosario y la Virgen Dolorosa.

En la parte superior de la imagen, se encuentran representadas las tres figuras; la Virgen Dolorosa, el Señor del Hospital y la Virgen del Rosario respectivamente. Las tres figuras están rodeadas por una nube blanca. En el caso de las vírgenes, su mirada posa sobre una mujer que se encuentra bajo la Virgen Dolorosa; la mujer está dormida junto a un bebé, ambos envueltos en una sábana roja.

Óleo sobre lámina.

Obra mexicana de factura popular.

Fechada en 1895.

Transcripción:

El dia 16 de fevrero de 1895 seayava, Ma. Onofre Ernandes gravemente enferma de parto pues no uvo mas remedio que aclamar a estas divinas y magenes y luego quedo buena y sana. A Dios las grasias por tan portentoso milagro.

Actualización de las grafías:

El día 16 de febrero de 1895 se hallaba María Onofre Hernández gravemente enferma de parto, pues no hubo más remedio que aclamar a estas divinas imágenes y luego quedó buena y sana. A Dios las gracias por tan portentoso milagro.

Al Señor del Hospital, la Virgen del Rosario y la Virgen Dolorosa.

Otras piezas de la sala