Colecciones

La colección permanente del Museo Amparo brinda valor a todas las manifestaciones culturales, desde las expresiones del pasado hasta las más recientes, y es testigo de imaginarios, sensibilidades, expresiones, estilos y lenguajes plásticos en México a través de los siglos. La colección está articulada a partir de dos ejes fundamentales: Arte Prehispánico (cerámica, escultura, objetos tallados), Arte Virreinal y Siglo XIX, con un acervo de arte moderno y contemporáneo que actualmente está en desarrollo. A través de sus colecciones, el visitante puede explorar el mundo prehispánico y las manifestaciones de la sociedad virreinal y del siglo XIX, y conocer las realidades históricas que conformaron y dieron a México su carácter único.

El acervo del periodo prehispánico supera las 1,700 piezas, siendo la colección de arte en su tipo más importante en un museo privado en México. Las salas estarán organizadas a partir de un guión discursivo que articula una explicación general de la civilización mesoamericana, al tiempo que invita al público a valorar las piezas como objetos artísticos. Con ayuda de una variedad de apoyos didácticos, el guión articula la cosmovisión prehispánica, sus nociones de espacio y tiempo, mitos y religiones. El guión museográfico es interdisciplinario y busca generar empatía con las distintas formas del pensamiento prehispánico.

La colección de Arte Virreinal y Siglo XIX del Museo Amparo comprende pinturas, mobiliario, y ornamentos de la época virreinal ambientados en salas que recrean una casa de ese periodo, abriendo una ventana hacia el pasado del México novohispano y del Siglo XIX en Puebla. Abarca piezas diversas y significativas en distintos aspectos humanos que van desde el fervor religioso hasta un suntuoso armario francés del siglo XVIII. La colección de Arte Virreinal permite vislumbrar distintos momentos de la vida de las obras: el de la creación de las piezas, la manera en que fueron usadas o veneradas, las funciones que adquirieron en nuevos entornos y su selección por la coleccionista. Las piezas datan de distintas épocas y técnicas de factura, constituyendo un muestrario de la variedad del arte novohispano producido en nuestro país.